Indignez vous (V)

Mi indignación a propósito de Palestina

Hoy, mi principal indignación es con Palestina, con la franja de Gaza, la Cisjordania. El conflicto en sí mismo es una fuente de indignación. Es absolutamente necesario leerse el informe Richard Goldstone de 2009 sobre Gaza, en el cual este juez sudafricano, judío, que se denomina a sí mismo sionista, acusa al ejercito israelí de haber cometido “actos asimilables a crímenes de guerra y puede que, en ciertas circunstancias, crímenes contra la humanidad” durante su operación “plomo fundido” que duró tres semanas. Yo volví a Gaza en 2009, donde pude entrar con mi esposa gracias a nuestros pasaportes diplomáticos, a fin de conocer de primera mano lo que decía el informe. Las personas que nos acompañaban no habían sido autorizadas a entrar en la franja de Gaza ni en Cisjordania. También visitamos los campos de refugiados palestinos instalados desde  1948 por la agencia de las naciones unidas, UNRWA, donde más de tres millones de palestinos echados de sus tierras por Israel esperan un retorno cada vez más problemático. En cuanto a Gaza, es una prisión a cielo abierto para un millón y medio de palestinos. Una prisión en donde ellos se organizan para vivir. Más que las destrucciones materiales como la del hospital de la cruz roja por “Plomo fundido”, es el comportamiento de los habitantes de Gaza, su patriotismo, su amor por el mar y las playas, su constante preocupación por el bienestar de sus niños, innumerables  y sonrientes, que frecuentan nuestra memoria. Hemos sido impresionados por su ingeniosa manera de plantar cara a todas las penurias que les son impuestas. Les vimos confeccionar ladrillos careciendo de cemento para reconstruir los miles de casas destruidas por los tanques. Se nos confirmó que hubo mil cuatrocientos muertos – mujeres, niños, ancianos incluso dentro del campo palestino – al final de esta operación “Plomo fundido” llevada a cabo por el ejército israelí contra solamente cincuenta lesionados del lado israelí. Yo comparto las conclusiones del juez sudafricano. Que los judíos pudiesen perpetrar ellos mismos crímenes de guerra es insoportable. Por desgracia, la historia ofrece pocos ejemplos de pueblos que aprenden de su propia historia.

Lo sé, Hamas que es quien había ganado las últimas elecciones legislativas no pudo evitar que los cohetes sean enviados sobre las ciudades israelíes en repuesta a la situación de aislamiento y de bloqueo en el que se encuentran  los habitantes de Gaza. Evidentemente pienso que el terrorismo es inaceptable , pero hay que reconocer que cuando se es ocupado con medios militares infinitamente superiores a los tuyos, la reacción popular no puede ser no violenta.

¿Le es útil a Hamas enviar cohetes a la ciudad de Sdérot? La respuesta es no. No le sirve para su causa, pero se puede explicar ese gesto por la exasperación de los habitantes de Gaza. Dentro de la exasperación, hay que entender la violencia como una conclusión lamentable de situaciones inaceptables por parte de los que les someten. Asi que, se puede decir que el terrorismo es una forma de exasperación. Y que esa exasperación es un término negativo. No habría que exasperase, habría que es-perar. La exasperación es la negación de la esperanza. Es comprensible, yo casi diría que es natural, así que por tanto no es aceptable. Porque ella no permite obtener los resultados que pueden eventualmente producir la esperanza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s